Blog Post

News from us

Acusan a Corea del Norte de violar el armisticio de 1953 al disparar en la frontera

mundo, Titulares

El llamado Comando de Naciones Unidas (UNC) responsable del control de la Zona Desmilitarizada (DMZ) que separa a Corea del Sur de Corea del Norte acusó hoy a Pyongyang de violar en dos ocasiones el armisticio de 1953 al disparar en la linde de demarcación y ante el hecho de que uno de sus soldados también superó esa línea divisoria, cuando pretendían detener la huida de un desertor norcoreano la semana pasada.

La UNC, una agrupación controlada por el ejército de EEUU, exhibió un espectacular vídeo de 7 minutos grabado por las cámaras de seguridad de la DMZ el 13 noviembre en el que se aprecia la rocambolesca deserción del soldado norcoreano. Las imágenes dejan ver como se aproxima en su jeep a la Zona de Seguridad Conjunta (JSA), donde se encuentran situadas las famosas casamatas azules que suelen visitar los turistas, supera un control norcoreana pese a la requisitoria de un soldado local, y continúa conduciendo hasta que el vehículo queda atrapado en una zanja. Allí se le ve abandonar el todo terreno a la carrera eludiendo por algunos metros a los primeros dos militares que le persiguen, a los que se unen otros dos que comienzan a disparar sus fusiles contra el fugitivo.

El militar resultó alcanzado por al menos 5 proyectiles de los cerca de 40 que dispararon sus antiguos compañeros de filas, según estimó el ejército surcoreano.

El vídeo también permite visualizar como uno de los uniformados norcoreanos se adentra en el territorio surcoreano antes de regresar a su sector, como más de una docena de miembros de ese ejército pertrechados con ametralladoras se reúnen en las inmediaciones y como finalmente tres militares de Corea del Sur se arrastran por el suelo hasta rescatar al herido.

Este ha sido el primer tiroteo que se registra en la JSA en más de tres décadas y ha generado una gran polémica en Corea del Sur, donde numerosos medios y políticos han cuestionado al gobierno local preguntándole porque sus soldados no respondieron al fuego norcoreano como está previsto.

En 1984, una huida similar en este caso protagonizado por un joven de 22 años de la que entonces era la Unión Soviética, que desertó atravesando la misma zona cuando participaba en una visita turística del lado norcoreano, desencadenó una violento enfrentamiento armado en el que murieron tres soldados de Corea del Norte y uno de Corea del Sur, y varios más resultaron heridos.

Un doctor surcoreano explicó esta mañana que el norcoreano permanece en la unidad de cuidados intensivos tras ser sometido a dos operaciones.

“El paciente está consciente. Está bien, no va a morir”, precisó el cirujano Lee Cook-Jong, citado por la agencia Yonhap. El equipo médico que le cuida descubrió que además las heridas de bala, el huido estaba enfermo de tuberculosis, Hepatitis B y tenía lombrices de hasta 27 centímetros en el estómago.

“Tengo 20 años de experiencia como cirujano y nunca había encontrado parásito de ese tamaño en los intestinos de ningún paciente surcoreano”, añadió Lee la semana pasada.
El grave incidente se suma a la escalada de tensión que registra la Península desde hace meses y que ha recuperado uno de sus habituales picos después de que el presidente norteamericano Donald Trump volviera a incluir a Corea del Norte en el listado de países que promueven el terrorismo al tiempo que dictaba nuevas sanciones contra firmas de ese mismo país y de la vecina China.

Comentarios