Blog Post

News from us

Bandera cubana ya ondea en Estados Unidos.

EE.UU., Titulares

La bandera cubana fue izada el lunes en la embajada de Cuba en Washington por primera vez en 54 años luego de que Estados Unidos y Cuba restablecieron formalmente sus relaciones, abriendo un nuevo capítulo entre ambos exenemigos de la Guerra Fría.

El canciller cubano Bruno Rodríguez presenció el acto en el que tres efectivos de la Guardia de Honor Presidencial vestidos con traje de ceremonia izaron por primera vez desde 1961 la bandera -una estrella blanca sobre fondo rojo junto a franjas azules y blancas- a las puertas de lo que a partir de hoy será la embajada.

La ceremonia ocurrió horas después de que la Sección de Intereses de Cuba en Washington cambiara su cuenta de Twitter para identificarse como “embajada”.

La nueva era de los lazos entre Cuba y Estados Unidos comenzó sin gran ceremonia en la medianoche del domingo al lunes en Washington y La Habana, cuando entraron en vigor los términos de un acuerdo del 20 de julio para retomar los lazos bilaterales, y las misiones diplomáticas de ambos países dejaron de ser secciones de intereses para convertirse en embajadas.

Al llegar la medianoche en las dos capitales terminó una serie de políticas ampliadas y endurecidas desde que el presidente John F. Kennedy chocó en un principio con el joven revolucionario Fidel Castro por la expansión de la entonces Unión Soviética en las Américas.

Al amanecer, y sin ceremonias, el personal del Departamento de Estado colocó la bandera cubana en su vestíbulo junto a las de todas las naciones con las cuales Estados Unidos mantiene relaciones diplomáticas.

En día del restablecimiento de las relaciones diplomáticas cubano-estadounidenses, Rodríguez encabezó una concurrida ceremonia para inaugurar la embajada cubana en Washington, situada en el mismo edificio donde desde 1961 había operado la sección de intereses, y después mantuvo una larga reunión con el secretario de Estado, John Kerry.

Kerry aprovechó para anunciar que viajará a La Habana el próximo 14 de agosto para izar la bandera de la embajada estadounidense en Cuba, lo que le convertirá en el primer titular de Exteriores estadounidense que visita Cuba desde 1945.
Rodríguez también hizo historia al convertirse en el primer ministro de Exteriores cubano que visita el Departamento de Estado de EE.UU. desde 1958.

“Hoy se abre la oportunidad de empezar a trabajar para fundar unas relaciones bilaterales nuevas y distintas frente a todo lo anterior”, dijo Rodríguez en un discurso dentro de la embajada, poco después de izar la bandera de Cuba en el jardín.
“Solo la eliminación del bloqueo económico, comercial y financiero que tanto daño y privaciones ocasiona a nuestro pueblo, la devolución del territorio ocupado en Guantánamo y el respeto a la soberanía de Cuba darán sentido al hecho histórico que estamos viviendo hoy”, subrayó Rodríguez.

A la ceremonia acudió una delegación estadounidense que no ejerció derecho de palabra, encabezada por la subsecretaria de Estado para América Latina Roberta Jacobson y Jeffrey DeLaurentis, quien se desempeñará a partir de lunes como encargado de negocios de la embajada estadounidense en La Habana.

DeLaurentis, quien fungió como jefe de la sección de Intereses desde agosto, podría estar en la lista final de postulados a embajador estadounidense en Cuba.

Desde fines de la década de 1970, Estados Unidos y Cuba operaron misiones diplomáticas denominadas Secciones de Intereses en La Habana y Washington que estuvieron técnicamente bajo la protección de Suiza, pero sin gozar del mismo estatus que una embajada plena.

Rodríguez viajó a Washington acompañado por una comitiva de al menos 30 personas, y que incluyó a la vicepresidenta de la Asamblea Nacional, Ana María Mari; el ex canciller y ex líder parlamentario, Ricardo Alarcón; el cantautor Silvio Rodríguez; el artista plástico Alexis Leiva (Kcho) y el historiador de la ciudad de La Habana, Eusebio Leal.

El restablecimiento de las embajadas fue anunciado en Cuba y Estados Unidos el 1 de julio, para que entren en vigor el 20 de este mes y son el resultado de un acercamiento iniciado en diciembre pasado por los presidentes Raúl Castro y Barack Obama tras más de cinco décadas de hostilidades.

La Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana anunció el lunes su conversión en embajada en un comunicado, pero no izará inmediatamente la insignia de las barras y las estrellas hasta una ceremonia formal que Kerry probablemente encabezará el 14 de agosto.

Fuente: El Informador

Comentarios