Blog Post

News from us

Clausura Nuevo León 20 pedreras contaminantes

Nacional

(Proceso) – Un total de 20 empresas procesadoras de caliza, conocidas como pedreras, fueron clausuradas por el gobierno de Nuevo León, lo que provocó la suspensión en un 90% de la producción total en el estado.

Luego de que durante la entrega de su Primer Informe de Gobierno al Congreso estatal el pasado jueves 13, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón anunció el cierre de estas factorías para contener la contaminación atmosférica en la zona metropolitana, la Secretaría de Desarrollo Sustentable de la entidad, que encabeza Roberto Russildi, procedió a imponer sellos de clausura.

Los operativos continuarán en la entidad para regularizar las 48 pedreras que hay en la entidad y que operaban sin controles, según la administración estatal.

“La ausencia de medidas decisivas, tanto por la autoridad como de autorregulación, por las empresas en las últimas décadas, ha puesto en riesgo la salud de la población y el medio ambiente”, señaló la Secretaría en un comunicado.

No se ha informado de las pérdidas que registran las empresas con estas clausuras.

Según Desarrollo Sustentable, el área metropolitana de Monterrey es una de las metrópolis más contaminadas de América Latina, de acuerdo a datos aportados por la Organización de Naciones Unidas. La estadística señala que el 60% de los días del año registran contaminantes con mayores concentraciones a las establecidas por la Norma Oficial Mexicana.

Russildi señaló que el funcionamiento de las pedreras, provoca que se esparzan en el aire partículas de polvo que afectan el sistema respiratorio de cada persona, lo que lo obligó a proceder con los cierres.

“Ante la demanda ciudadana y la falta de medidas de remediación de las pedreras, la única alternativa fue actuar decisivamente. Ahora solo quienes controlen sus emisiones podrán operar. La salud de las personas y nuestro medio ambiente van primero”, afirmó.

Explicó que el anuncio no fue sorpresivo, pues ya con anterioridad hubo acercamientos con las factorías, que no ofrecieron respuestas satisfactorias al gobierno de Nuevo León.

“O se hacía de forma contundente o nos quedábamos como estábamos. Por meses, la Secretaría mantuvo diálogos con representantes de estas empresas, a través de la Asociación de Extractores de Caliza. Pero ese diálogo nunca progresó. Es la hora de tener resultados. Este es un plan muy bien pensado y mejor implementado”, afirmó.

Tras proceder a la imposición de sellos, Desarrollo Sustentable convocó a los empresarios del ramo a acudir el lunes a una reunión para informar los requisitos ambientales y los plazos que deberán cumplir, para someter sus empresas a evaluación y permitir que reinicien operaciones, pero ya dentro del marco regulatorio.

Russildi señaló que en cuanto la dependencia reciba los programas de regularización, revisará la documentación con rapidez para acelerar las reaperturas de las empresas en regla.

Anunció que el próximo miércoles informará a la comunidad los resultados del operativo y publicará los requisitos legales que se le demanda a las pedreras para que controlen las emisiones en la atmósfera.

“El que no quiera ponerse en regla de acuerdo a los parámetros establecidos por la norma y siguiendo el procedimiento que dictemos, ni modo. No opera más. Conocemos las consecuencias que trae esta medida a la industria de la construcción y reconocemos el valor económico y la generación de empleos de la misma”

“Pero esto se puede y debe lograr, sin afectar al medio ambiente y la salud de las personas. De los pedreros depende actuar de forma responsable, adoptar las medidas impuestas por la Secretaría y abastecer oportunamente a los usuarios que demandan sus materiales”, advirtió el funcionario estatal.

Comentarios