Blog Post

News from us

Culpan al gasolinzado del costo altos de aguacate y limón

Nuevo Laredo, Titulares

(Líder Informativo) – Los altos precios del aguacate y el limón en la frontera norte son muestra de la espiral inflacionaria derivada del gasolinazo, coinciden un investigador y un analista financiero, quienes criticaron al gobierno federal por no fortalecer al mercado interno.

En algunas tiendas venden el kilo de aguacate en 60 pesos y el de limón en 40.

El investigador del Colegio de la Frontera Norte (COLEF), Noé Arón Fuentes Flores, consideró que no ha pasado el impacto del gasolinazo de enero pasado sino sigue al día de hoy, porque la repercusión fue mayúscula en los precios de productos y servicios.

“Siempre la región frontera norte es la más vulnerable, la más sensible y expuesta a éste panorama que estamos viendo. Por eso, el gobierno federal debe fortalecer programas e instrumentos para respaldar a los municipios de la frontera norte y fortalecer el mercado interno. El mercado interno es uno de los ejes de una economía”, añadió.

El especialista financiero Alberto De León Casso, dijo que por años han escuchado la promesa de los gobiernos federales de que fortalecerán el mercado interno pero no lo han cumplido, pero al día de hoy consumir productos nacionales es una alternativa inevitable.

Sin embargo, afirmó que ha sido gracias a los ciudadanos que el panorama se endereza porque consumen mayor cantidad de productos nacionales desde enero pasado al incrementarse en un 20 por ciento los combustibles.

En un reciente informe del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) publicado en su portal web, se afirmó que la frontera norte resultó la zona geográfica más afectada por el gasolinazo, incrementándose costos de alimentos y servicios.

Después, el INEGI precisó que en la segunda quincena de febrero la inflación fue de 4.86 por ciento, la mayor desde 2010; algunos especialistas prevén una inflación del 5 por ciento a finales del 2017.

El informe del INEGI expuso que en los primeros 15 días se enero se incrementó en 4.78 por ciento el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), lo que provocó que la mayor tasa de inflación ocurrió en la frontera norte del país con un 6.97 por ciento, reflejándose en el alza de precios de alimentos como aguacate con un 50.83 por ciento de aumento y limón con un aumento del 44.18 por ciento, detalla el informe del INEGI.

Los precios de diferentes alimentos repuntaron en la frontera norte durante el mes de enero y marzo, como son el limón, jitomate, aguacate y chile serrano con 18.32 por ciento.

Comentarios