Blog Post

News from us

Denuncia anónima alertó venta niños DIF Sonora, no EU

Nacional

El titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), Carlos Navarro, señaló que fue el pasado 18 de marzo, cuando le llegó la información en torno a la posible venta de menores en el DIF de Sonora, por lo que “inmediatamente nos pusimos a tratar de investigar si lo que en ese momento, era una denuncia difícil de creer, tenía o no fondos”.

En entrevista telefónica con Ricardo Rocha, el procurador Navarro precisó que la investigación comenzó a partir de una denuncia anónima, negando que la advertencia haya sido hecha por el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Hasta el momento, detalló que hay nueve casos de venta de niños, todos referidos no al DIF, sino a una persona que trabajaba en la Procuraduría de la Defensa del Menor y a un conocido de este funcionario, quien trabajaba en “la facilitación de menores a personas que estaban dispuestas a pagar cantidades de dinero a cambio de su entrega”.

Al tocar el tema de los detenidos a raíz de que comenzó esta investigación, Carlos Navarro señaló que hay ordenes de aprehensión en contra ocho personas que están libres bajo caución. Sin embargo, precisó que fueron concedidas 16 ordenes, de los cuales dos son por delitos graves, por lo que no alcanzan el beneficio de la libertad bajo fianza.

Agregó que las otras 14 órdenes de aprehensión son contra la gente que se hizo pasar por los padres biológicos de los menores, pagando entre 80 y 150 mil pesos. Explicó que el delito de suposición, supresión, ocultación y sustitución de un infante, por el que dieron la orden de aprehensión, no está tipificado como grave.

Asimismo, aclaró que no se trata de un caso de trata de personas, pues “los menores no fueron vendidos para ser explotados. Las personas que los compraron, los acogieron en su hogar y les dieron un magnifico tratamiento”.

Luego de señalar que “la corrupción es un camino de ida y de vuelta” el procurador sostuvo que los padres que pagaron tales cantidades no pueden decirse sorprendidos. “No creo que quienes se hicieron pasar por los padres biológicos se puedan decir sorprendidos porque entregaron, repito, esos montos de dinero en efectivo y fueron, después, a ostentarse como padres biológicos”.

Pese a que estas personas realmente querían convertirse en padres, “no podemos hacernos de la vista gorda” en el hecho de que estos hombres y mujeres pagaron dinero por los niños.

A pregunta expresa si existen casos de menores vendidos en Estados Unidos, el procurador señaló que “no tengo evidencia todavía”, pero sí el registro de nueve casos donde los niños fueron arrebatados de sus padres y entregados, a cambio de dinero, a personas que se hicieron pasar por sus padres en el registro civil.

Por último, debido a que hay preguntas sin respuesta, la investigación continúa abierta

radioformula.com.mx

Comentarios