Blog Post

News from us

Día festivo provoca largas filas en Puente III

Nuevo Laredo, Titulares

(Líder Informativo).- De nueva cuenta la mala organización y constantes fallas de la aduana mexicana provocó que filas kilométricas de camiones de cargas se formaran desde la mañana de ayer.

En esta ocasión el conflicto surgió a raíz de que el 5 de mayo se considera como día festivo, motivo por el cual, la aduana, de manera anticipada, advirtió sobre el horario de operaciones, que presuntamente sería, de las diez de mañana, a las dos de la tarde.

Sin embargo, el desarrollo de la actividad de los tránsfers se vio interrumpida desde mucho antes, entre las 7 y 8 horas del jueves.

Ángel Pérez Díaz, operador de tractocamión, declaró que su llegada al área de lo que se conoce como El Caracol fue alrededor de las diez de la mañana. Entrevistado cerca del mediodía, señaló apenas haber avanzado un kilómetro.

El caos se pudo observar por todos lados, tanto en la ruta hacia el Puente del Comercio Mundial, como el camino que surge de la Carretera a Piedras negras o la carretera al Aeropuerto.

A la una de la tarde la fila de unidades hacia el sur iba desde el cruce internacional, hasta el relleno sanitario; del Puente 3 hacia el poniente cerca de dos kilómetros de fila; hacia el norte la misma cantidad.

“Agarré fila desde las ocho de la mañana en los cuatro altos, aún hay fila hasta allá y según cierran a la una, apenas acabo de modular casi ni la hacía. De diez a doce según iba a trabajar la aduana, pero como siempre empiezan a trabajar una hora después”, declaró Francisco Faz Días, tránsfer.

El caos vehicular fue de consideración que hasta la Policía Federal tuvo que intervenir con dos patrullas, cuyos elementos asignados debieron fungir como agentes de vialidad a la altura de Setasa.

Lo mismo ocurrió con efectivos de la Dirección de Tránsito y Vialidad, que requirieron dos unidades y seis uniformados para intentar poner orden en los alrededores del Puente 3. Ante las altas temperaturas, una agente de la corporación recorría la carretera para dotar de agua a sus compañeros.

A pesar del anuncio de la aduana local sobre el horario recortado, para este viernes prevén otra saturación de tractocamiones, que si bien no será al mismo nivel, sí de grandes dimensiones.

Para algunos agentes aduanales como Guadalupe Bautista Montoya, sí resultó sorpresiva las decisión de las autoridades aduaneras, ya que el 5 de mayo no está considerado como descanso obligatorio para muchas empresas del ramo.

Comentarios