Blog Post

News from us

Drones como repartidores de pizza, la estrategia de Domino’s

Actualidad

(Merca2.0) – Sin duda, el servicio de entrega para las cadenas de comida rápida y restaurantes es un factor clave para conservar la lealtad de sus clientes. El modo, tiempo y calidad son factores que determinan una nueva compra o un cambio de destino por parte del consumidor.

Ahora, Domino’s Pizza busca mejorar su servicio de envío de pedidos con la implementación de drones. El programa se implementará en Nueva Zelanda y su objetivo en entregar sus productos pero ahorrando tiempo y dinero con una cadena de suministro transmitida por el aire prescindir de las personas.

Según la información disponible, Domino’s ya entregó una pizza utilizando un dron este jueves, en la ciudad de Auckland (en un vuelo reprueba), y tiene contemplado que el servicio esté funcionando de manera regular antes de terminar el año.

Para esta nueva estrategia de marketing, la marca de pizzas se asoció con la compañía de drones Flirtey. Ambas compañías se encuentran a la espera de los permisos correspondientes por parte de las autoridades.

El anuncio viene luego de que el año pasado Nueva Zelanda fuera uno de los primeros países en permitir la entrega comercial a partir de drones. Además, en esta nación Domino’s ya hizo un primer intento por implementar un servicio de entregas con robots; prototipo de DRU (Unidad Robótica de Domino’s, por sus siglas en inglés).

La compañía estadounidense ha buscado a través de diversos proyectos la incorporación de la tecnología a sus servicios; desde apps para realizar pedidos, pasando por los Spark con un horno de pizza y ahora drones.

Esta política ha impulsado sus acciones que alcanzaron un pico de 151.20 dólares durante el martes, y en lo que va del año han crecido un 35 por ciento, de acuerdo con datos de CNN Money. Tal parece que su incursión en la innovación tecnológica para el negocio de las pizzas le sigue dando réditos, de acuerdo con Google Finance sus acciones se situaban esta mañana en 150.48 dólares.

Pero no es la única compañía que trabaja con drones. Amazon se asoció con el gobierno británico para iniciar las pruebas de su servicio de entregas con dones denominado Prime Air, programa que también quiere implementar en Estados Unidos.

Google, por su parte, recibió recientemente permiso de la Agencia Federal de Aviación (FAA) para probar sus drones de entrega en seis lugares designados por las autoridades.

Aún más, según Fortune, 7-Eleven llevó a cabo en mayo pasado un primer ensayo al realizar un envío por medio de un avión no tripulado.

Comentarios