Blog Post

News from us

Explotó una bomba frente a un santuario en Bangkok

Internacional

Una gran explosión provocada por una bomba en el centro de Bangkok dejó por lo menos diez muertos y decenas de heridos en una de las zonas más transitadas de la capital tailandesa, confirmaron fuentes policiales.

La explosión tuvo lugar a las 19 hora local (9 en la Argentina) en la intersección de Rachaprasong, cerca del santuario de Erawan, en el distrito de Chidlom, uno de los más afamados de la ciudad, que atrae a miles de turistas.

“Todo lo que puedo decir ahora es que hubo una explosión en el centro de Bangkok que involucra a una bomba en una motocicleta”, dijo el subdirector de la policía nacional, Aek Angsananond.

Por su parte, un oficial de las fuerzas de seguridad dijo que las fuerzas de seguridad han desactivado otros “dispositivos” colocados en el área.

El ministro de Defensa, Prawit Wongsuwong, afirmó que el atentado, perpetrado con una “bomba de TNT”, tenía como blanco a “los extranjeros y así dañar el turismo y la economía” de Tailandia.

Un policía en el lugar y un trabajador de rescate dijeron que 12 personas habían muerto. Medios informaron que el número de heridos era de unos 80. Se cree que muchas de las víctimas son extranjeros.

El santuario de Erawan está dedicado al dios hindú Brahman, aunque es visitado también por miles de fieles budistas.

Una cámara de vigilancia registró una enorme explosión en un cruce de calles, y luego se ve a los transeúntes huyendo del lugar.

En la escena podían verse restos de cuerpos tirados, según se puede ver en las fotos compartidas en las redes sociales.

La policía ha desplegado un centenar de agentes y ha acordonado el lugar, muy transitado por encontrarse también junto a varios complejos comerciales.

La zona de Rachaprasong fue durante al menos dos meses el cuartel general de las “camisas rojas” durante la protesta del 2010.

Nadie se atribuyó de inmediato la responsabilidad de la explosión. Las fuerzas tailandesas están combatiendo una insurgencia musulmana de bajo nivel en el sur del país, predominantemente budista, aunque estos rebeldes rara vez han lanzado ataques fuera de su feudo.

El país también se encuentra dividido desde hace una década por una intensa y a veces violenta rivalidad entre facciones políticas en Bangkok y en otras zonas del país.

El Ejército gobierna Tailandia desde mayo de 2014, cuando derrocó a un gobierno electo después de meses de protestas antigubernamentales que en ocasiones estuvieron marcadas por la violencia.

La Nacion

Comentarios