Blog Post

News from us

Incrementos ahogan a los transportistas

Nuevo Laredo, Titulares

(Líder Informativo) – La autopista Monterrey-Nuevo Laredo es una de las carreteras más caras del país, consideran los transportistas, como resultado de los incrementos hechos por CAPUFE sumándose a la alza en los combustibles y los altos índices de robo en ciertos estados del país.

Los incrementos en las tarifas de las autopistas repercuten en la rentabilidad del sector transportista, asegura un estudio de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (CANACAR), sumándose a la alza en los combustibles y los altos índices de robo en ciertos estados del país.

Eduardo Lozano Guajardo, delegado de la CANACAR en Nuevo Laredo, explicó que no todos los incrementos en precios registrados durante 2016 y 2017 se han trasladado al costo de las tarifas de transportación, esto significa que la mayoría de las empresas transportistas han mantenido los mismos precios para sus clientes.

A partir del pasado jueves 6 de julio, Caminos y Puentes Federales (CAPUFE) elevó las tarifas para circular en la red carretera del Fonadin, entre las que se incluye la Carretera Monterrey-Nuevo Laredo.

La decisión representó el segundo aumento o ajuste hecho por Capufe en el transcurso de los últimos 7 meses, si se recuerda que el 30 de noviembre de 2016 dicha dependencia incrementó los precios de las cuotas de peaje de la red carretera, entre un 5 y 8 por ciento más que los precios anteriores.

Con el nuevo incremento, transitar por la Carretera Monterrey-Nuevo Laredo costará 228 pesos ahora para los conductores de vehículos ligeros, en vez del precio anterior de 219 pesos.

Para los camiones de 5 ejes el nuevo costo será de 408 pesos, mientras los camiones de 9 ejes pagarán 467 pesos; sus precios anteriores fueron respectivamente 393 pesos y 449 pesos.

La red del Fonadin se compone por 42 autopistas y cuatro puentes, que en su conjunto representa cerca de 44% de la red nacional carretera, de acuerdo con el sitio de internet de CAPUFE.

Todas las problemáticas que enfrenta el sector transportista están relacionadas con lo económico, como es el incremento en los precios del diésel y las gasolinas, que se suman a la necesidad de contratar personal capacitado.

Otra preocupación para los empresarios transportistas son los altos índices de robos en ciertas carreteras o zonas del país, como Puebla, Veracruz y Guanajuato, lo que repercutó en el costo de las pólizas

Comentarios