Blog Post

News from us

Joachim Löw, infalible en los debuts

Deportes

(Televisa Deportes),- Quedó demostrado en el estadio Pierre-Mauroy de Lille. Alemania se confirma como una de las aspirantes a destronar a España en esta Eurocopa y Joachim Löw tiene un idilio absoluto con los debuts en las grandes competiciones.

Delantero en su etapa como jugador, el técnico nacido en Schönau el 3 de febrero de 1960 volvió a saborear las mieles del triunfo y sin encajar gol alguno, en un estreno en una fase final.

Nadie ha conseguido marcar gol alguno en un debut a Alemania desde que Paulo Wanchope, delantero de Costa Rica, le hizo un doblete en el partido inaugural del Mundial disputado precisamente en tierras germanas, aunque ello no le impidió vencer por 4-2.

Löw relevó en el banquillo teutón a Jurgen Klinsmann, con el que había trabajado desde agosto de 2004. Ambos se conocían desde pequeños y bebían las mismas aguas futbolísticas y tácticas.

Tras el Mundial de Alemania, en la que Italia frenó en Semifinales la andadura de los anfitriones, en cierto modo sorprendentemente la Federación ofreció el cargo a Löw para que continuase con el trabajo iniciado junto a Klinsmann, que decidió no seguir al frente de su selección.

Y desde su llegada nadie ha sido capaz de ganar a Alemania en un debut. Pero tampoco marcarle gol alguno. Bajo su batuta ha disputado cinco ‘estrenos’ con un saldo de cinco victorias, trece goles a favor y ninguno en contra.

Sus gestos en el banquillo, algunos de mal gusto, han recorrido el mundo, vídeos cortos se han convertido en virales, el último en Lille, pero lo cierto es que ha entrado en la historia del futbol alemán por méritos estrictamente deportivos.

Consiguió sumar una nueva estrella al ganar el Mundial de Brasil 2014 y de no haber sido por la rutilante irrupción de España el capítulo de éxitos podría haber sido aún mayor. De hecho la Roja fue su verdugo en la final de la Eurocopa 2008 y en la Semifinal del Mundial de Sudáfrica 2010.

Aquella Eurocopa de Austria y Suiza fue su primer gran torneo. En el Wörtherseestadion de Klagenfurt comenzó su idilio con los debuts. Alemania venció a Polonia por 2-0 con un doblete de Lukas Podolski, uno de los pocos que sobreviven y que siguen en la plantilla en Francia 2016 junto a Mario Gomez y Bastian Schweinsteiger.

Aquel día formó con Lehmann, Lahm, Mertesacker, Metzelder, Jansen; Fritz (Schweinsteiger, m.55), Frings, Ballack, Podolski, Klose (Kuranyi, m.90) y Mario Gómez (Hitzlsperger, m.76).

Su magnífica trayectoria no encontró la recompensa definitiva porque en la final se topó con la España de Luis Aragonés, ante la que perdió en Viena por 1-0 con el gol de Fernando Torres.

Continuó haciendo la renovación de un bloque que apuntaba alto, como quedó demostrado de nuevo en el Mundial de Sudáfrica 2010. Allí, con el estadio Moses Mabhida de Durban, volvió a comenzar de forma rutilante con una goleada sobre Australia (4-0), con dianas de nuevo de Podolski, Miroslav Klose, Thomas Müller y Cacau.

Pero todo lo bueno volvió a irse al traste. En este caso en semifinales. España, otra vez, ahora dirigida por Vicente del Bosque, a la postre campeona, le dio una lección y volvió a vencer a la Alemania de Löw por 1-0 con gol de Carles Puyol.

En los dos siguientes torneos, en la Eurocopa de Polonia y Ucrania, Portugal fue su primer rival. En ambos casos se repitió la historia y el cuadro germano se llevó el triunfo sin encajar gol alguno. En Lviv (Leópolis) venció por 1-0 con tanto de Mario Gomez y en el estadio Arena Fonte Nova de Salvador por 4-0 con tres tantos de Thomas Muller y otro de Mats Hummels.

En el torneo continental volvió a alcanzar las semifinales, pero perdió ante Italia, y en el mundial se coronó con su cuarto título tras derrotar en la final a Argentina (1-0) y vapulear en semifinales a Brasil (7-1) en un encuentro para la historia.

La Euro de Francia 2016 no ha sido una excepción en esta etapa de Löw y en la norteña Lille se desembarazó de nuevo de su primer rival sin encajar gol alguno. Ucrania, que tuvo sus opciones, claudicó por 2-0, con goles de Shkodran Mustafi al principio y Schweinsteiger en la prolongación.

El debut volvió a ser propicio para Löw, cuyo equipo inició la lucha por la reconquista del cetro continental que no logra desde Inglaterra’96. De conseguirlo emularía al mítico Helmut Schön, que llevó a Alemania a los títulos europeo en Bélgica 1972 y mundial en casa en 1974.

Comentarios