Blog Post

News from us

Las FARC, en la recta final de su desarme

Internacional

(Zócalo) – La guerrilla de las FARC inicia este martes la última fase de su desarme en Colombia como parte de un acuerdo de paz con el gobierno, un paso clave para iniciar su transición a la vida civil y convertirse en movimiento político.

“El desarme es una realidad y con él los avances para consolidar la paz con las FARC y darles a los colombianos mucha más tranquilidad”, dijo el presidente Juan Manuel Santos el lunes al anunciar que el 27 de junio se hará un acto de cierre de esta etapa.

El grupo rebelde más antiguo del continente deberá consignar el 40% de sus armas a la misión de Naciones Unidas (ONU), responsable de este procedimiento, en los 26 puntos de concentración de unos 7.000 combatientes.

El otro 60% lo consignó en las dos últimas semanas.

Según el mandatario, unos 5 mil 800 guerrilleros, incluidos los privados de libertad, y milicianos ya han entregado sus armas a la ONU. “Ya iniciaron su proceso de reincorporación a la vida civil”, añadió.

Vida civil

Tras entregar el fusil, la ONU expide certificados de Dejación de Armas que permitirán a los excombatientes iniciar su tránsito a la legalidad y a movimiento político, cuya definición se realizará durante un congreso del grupo rebelde previsto para agosto.

Posteriormente, cada miembro de las FARC “firma un acta de compromiso ante la oficina del Comisionado de Paz de no volver a empuñar las armas, so pena de perder los beneficios”, recordó Santos.

Parte de este proceso será acompañado por el secretario general adjunto de la ONU para Asuntos Políticos, Jeffrey Feltman, quien el lunes se reunió con Santos y el equipo que verifica la implementación del acuerdo.

“Sabemos que las partes han tenido desafíos en la implementación de este histórico acuerdo (…), pero superaron esas dificultades y la implementación está avanzando”, afirmó Feltman, cuya visita al país durará cuatro días.

El pacto de paz entre el gobierno y las FARC firmado en noviembre, tras cuatro años de negociaciones en Cuba, ambiciona poner fin a un conflicto armado de más de medio siglo, que ha dejado unos 260.000 muertos, más de 60.000 desaparecidos y 7,1 millones de desplazados.

“Ya estamos cerrando para siempre este nefasto capítulo que significó para los colombianos esta guerra entre hermanos. Se vislumbra la paz!”, escribió en Twitter el comandante guerrillero y negociador de paz Pablo Catatumbo.

El desarme de las FARC se acerca a su fase final, después de que el sábado por la tarde un atentado con explosivo dejara tres muertos, incluida una ciudadana francesa, en el centro comercial Andino, ubicado en un concurrido y turístico barrio del norte de Bogotá.

Tras el atentado, Santos defendió el proceso de paz y tanto las marxistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) como el guevarista Ejército de Liberación Nacional (ELN), única guerrilla activa del país, acusaron a los enemigos de la pacificación del hecho violento.

Comentarios