Blog Post

News from us

Las mascotas ayudan a los niños a fortalecer su autoestima

Nuevo Laredo, Titulares

(Líder Informativo).- La convivencia con una mascota tiene muchos beneficios para los niños, por ello, es importante que los padres de familia enseñen a los menores a respetar a los animales, pues es un compañero con el que van a compartir sus horas de juego.

Muchas familias de Nuevo Laredo desean incorporar una mascota a su hogar, por eso deben considerar que tanto un perro como un gato requieren tener las condiciones óptimas para que vivan tranquilos, así como una alimentación adecuada y específica a sus necesidades.

Juan Alberto Rosales, médico veterinario comentó que es importante que los niños aprendan a responsabilizarse del cuidado de las mascotas y a compartir la atención de los demás con él.

“Muchos padres acceden a adoptar un perro, un gato, un conejo o un hámster después de escuchar “Mamá, papá, quiero una mascota”, en caso de que la familia opte por tener una mascota es importante explicar a los niños que no es un juguete sino una responsabilidad, ya que los animales de compañía requieren una serie de cuidados”, dijo.

Explicó que la convivencia con las mascotas puede aportar elementos muy positivos en relación al desarrollo psicológico y a la personalidad del niño.

“Los padres debemos enseñar a nuestros hijos a no molestar a la mascota mientras come o duerme, a limpiar la caja o el plato de la comida y a tratarlo con delicadeza. Esto ayuda a que tu hijo desarrolle el sentido de la responsabilidad y a comprender las necesidades de los demás”, subrayó.

Por su parte, la psicóloga Alejandra Marroquín aseguró que convivir con una mascota desde una edad temprana puede ser de gran beneficio, además, el contacto físico le permitirá abrirse a las experiencias táctiles, aportándole seguridad en sí mismo y en las relaciones con su entorno.

“Si de momento es el único niño de la casa y el día de mañana llega un hermanito , los celos que pueda sufrir se verán mermados ante la experiencia de contar con un miembro más en la familia”, manifestó.

Comentó que algunos estudios han comprobado además que convivir con un animal de compañía, preferentemente perros y gatos, refuerza el sistema inmunológico de los niños y previene la aparición de alergias como el asma o la rinitis.

“En la actualidad, la relación entre los humanos y las mascotas es cada vez más estrecha, ya que éstas se han convertido en parte importante de la familia. Tener un animal de compañía es una herramienta de apoyo social con beneficios físicos y psicológicos en los niños”, puntualizó.

Destacó que existen algunos estudios que demuestran que un niño con una mascota mejora la confianza en sí mismo y la autoestima, además de fortalecer el sistema inmunológico de los pequeños y disminuir los niveles de estrés.

Recalcó que otra ventaja de convivir con un animal de compañía es que se crea una conexión muy especial entre el animal y el niño, fomentando que el pequeño comprenda el sentido del respeto por otros seres vivos. Aprende a compartir y sobre todo a tener un amor incondicional hacia su perro o gato.

Marroquín, agregó que cuando los niños tienen su autoestima elevada mejoran la confianza en sí mismos, son hijos más seguros, felices, más sociables y sobre todo responsables en el cuidado de un perro o un gato.

Comentarios