Blog Post

News from us

Marchan en Lima contra Keiko Fujimori

Internacional

(diario.com),- Unas 50 mil personas en Lima y cientos en provincias marcharon ayer en rechazo a la candidatura presidencial de la favorita Keiko Fujimori, convocada el mismo día en que se cumplen 24 años del autogolpe de Estado que dio su padre.

Al grito de “Fujimori nunca más”, una multitud, mayoritariamente integrada por jóvenes, se concentró en la Plaza San Martín del centro de la capital, provista de pancartas y una bandera peruana gigante, para hacer un recorrido que termina en la sede del Jurado Nacional de Elecciones. La protesta ocurre a días de las elecciones del 10 de abril.

“Quiero que en el mundo se sepa que los peruanos estamos indignados ante la posibilidad de que la hija de un corrupto sea presidenta”, dijo a la AFP la profesora Patricia Salazar, de 57 años.

La marcha estaba fuertemente resguardada por unos 2 mil 500 policías, y se desarrollaba en forma pacífica. Según informó a la AFP una funcionaria de la Oficina Nacional de Gobierno Interior (Onagi), encargada de las autorizaciones de actividades públicas, son unas 50 mil personas las que participan en la protesta en Lima.

El padre de Keiko, Alberto Fujimori, que gobernó entre 1990 y 2000, es el primer presidente peruano condenado por corrupción y crímenes de lesa humanidad en cerca de un siglo. Purga una condena de 25 años.

Keiko suspende actividades

Ante la convocatoria, Keiko Fujimori resolvió suspender todas sus actividades partidarias de la jornada, y pidió a sus simpatizantes hacer lo propio y cerrar locales, para evitar incidentes.

El 5 de abril de 1992 el entonces presidente Fujimori disolvió el Congreso opositor y asumió plenos poderes hasta que se reeligió en julio de 1995 para un segundo período. El pretexto fue la lucha contra el terrorismo y las guerrillas del maoísta Sendero Luminoso y el guevarista MRTA.

Volvió a ser electo en el año 2000 pero debió renunciar meses después desde el extranjero, en medio de un escándalo de corrupción que involucró compra de votos de parlamentarios y de líneas editoriales de algunos medios.

Uno de los secuestrados el día del golpe fue el periodista Gustavo Gorriti, quien estuvo en la marcha en Lima.

Comentarios