Blog Post

News from us

Murió la “Dama del Polvo” icono del 11 de Septiembre

EE.UU., Titulares

a tristemente famosa “Dama del Polvo”, la mujer cuya imagen cubierta de ceniza tras sobrevivir a los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra las Torres Gemelas recorrió el mundo, murió ayer de cáncer en una de las zonas más pobres de Nueva Jersey y tras una dura batalla contra la depresión.

Marcy Borders tenía 28 años cuando dos aviones secuestrados por extremistas de Al-Qaeda destruyeron el World Trade Center (WTC) en Nueva York. Hacía un mes que acababa de ingresar a trabajar en las oficinas del Bank of America, en la torre norte. A pesar de que sus jefes, sin conocer la situación, le habían pedido que se quedara en su escritorio, Borders desobedeció y bajó desde el piso 81 mientras se derrumbaba la torre sur y antes de que el segundo avión se estrellara contra la norte. Así salvo su vida.

Cubierta por una espesa capa de ceniza y desorientada, Borders se refugió luego en un edificio cercano y allí un fotógrafo de AFP, Stan Honda, tomó la icónica foto que dio la vuelta al mundo y le valió el apodo de la “Dama del Polvo”.

Pero tras sobrevivir al ataque terrorista más letal de la historia, en el que casi 3000 personas perdieron la vida, Borders cayó en una fuerte depresión que la llevó a las drogas y el alcohol, y a recluirse en un departamento de dos ambientes en una de las zonas más pobres de Bayonne, en Nueva Jersey, a una distancia corta de Manhattan.

En poco tiempo perdió su trabajo en el Bank of America, a pesar de repetidas ofertas para ser transferida lejos del lugar del atentado.

A pesar de someterse a rehabilitación, gracias a la cual estaba desintoxicada desde 2011, Borders también perdió la custodia de sus dos hijos y dependía de su madre para alimentarse, ya que rara vez salía del departamento.

“Solía mirar mucha televisión. Pero ahora tengo miedo de lo que pasa en Jerusalén pase aquí. Toda esa violencia”, dijo Borders en una entrevista de 2012. “Básicamente no hago nada. Me quedo en casa. Me siento segura adentro”, agregó.

Borders nunca se enteró de que los sobrevivientes del 11-S podían contar con tratamientos psicológicos gratuitos ni tampoco ninguna organización se acercó a ayudarla, por lo que llegó a sentirse abandonada.

“Siento que tendría que haber muerto para que mi hija tuviese algo. Hay quien se esposa de un bombero o policía para recibir dinero. Es tan deprimente”, dijo en la misma entrevista.

Hasta el final, que llegó a sus 42 años, estuvo convencida de que los agentes químicos en el polvo que le cubrió el cuerpo le habían provocado el cáncer de estómago. “Yo me pregunto, ¿habrá sido todo esto lo que encendió las células cancerígenas en mí?”, dijo al Jersey Journal en 2014.

Luego de conocerse la noticia, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, dijo en Tiwtter: “La muerte de Marcy Borders es un difícil recordatorio de la tragedia que sacudió a nuestra ciudad hace 14 años”.

Por otro lado, su hija Noelle explicó al diario New York Post: “Ella no es solamente la ‘Dama del Polvo’. Ella es mi heroína y vivirá para siempre a través de mí”.

La Nacion

Comentarios