Blog Post

News from us

PIB se desacelerará en segundo semestre: BofA

Nacional

(El Economista) – La economía mexicana conseguirá una expansión de 1.8% este año, consignando que se presentará una desaceleración en el segundo semestre, anticipó el Economista para México y Canadá de Bank of America Merrill Lynch (BofA), Carlos Capistrán.

Para el año entrante, el estratega proyecta que el Producto Interno Bruto (PIB) seguirá una ruta de desaceleración, que llevará la tasa a promediar 1.3 por ciento.

De acertar con la previsión, en el 2018 registrará México la tasa más baja de crecimiento del sexenio de Enrique Peña Nieto.

Ambos pronósticos contemplan el impacto de la incertidumbre generada por la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que desde su perspectiva registrará una actualización trilateral.

De visita en México, para presentar su diagnóstico semestral, argumentó que estas previsiones incluyen el impacto del menor apoyo que ofrecerán el consumo e inversión, por el apretamiento de las políticas fiscal y monetaria.

El pronóstico previo que tenía la firma para este año era de 1.25%, una expectativa que consideraba un escenario de más incertidumbre ante cambios abruptos que podrían haberse presentado en las políticas económicas, fiscales y comerciales de Estados Unidos, con alto impacto en la economía.

Pico de inflación, en agosto

El estratega consignó que la inflación llegará a su máximo en agosto, cuando alcanzará 6.40%, para comenzar una tendencia a la baja, favorecida por la menor demanda interna, el impacto de la política monetaria que llevó a la tasa a 7% donde se encuentra actualmente y ante la menor presión ejercida por el tipo de cambio.

De acuerdo con su modelo de análisis, la inflación cerrará este año con una variación de 6.3 por ciento.

Estimó que este escenario es congruente con la expectativa que ha llegado al fin del ciclo de alzas de tasas en México.

Advierte que un recorte de la tasa podría presentarse hasta después de las elecciones presidenciales de julio del 2018, pues de aquí a ese momento, se presentarán episodios de volatilidad del tipo de cambio ligadas a la incertidumbre por las renegociaciones del TLCAN y el proceso electoral.

Proceso electoral, reñido

El estratega, que ahora está de tiempo completo operando en Nueva York, y viendo también la economía de Canadá, explica que para los inversionistas es mucho menos relevante ahora el proceso electoral del 2018, la renegociación del TLCAN y el relevo del gobernador del Banco de México (Banxico).

A principios de año y antes de las elecciones del Estado de México tenían una mayor preocupación por el proceso del 2018 y sí solicitaban más información sobre el programa económico de los candidatos de izquierda, admitió.

Incluso refiere que los inversionistas pedían entrevistarse con los asesores económicos de los partidos políticos. Pero, apoyándose en la trayectoria del tipo de cambio, explicó que cuando pasó de 22 pesos por dólar a 18 por unidad, quedó expuesto que estaban regresando a México, pues tenían menos incertidumbre.

“Los resultados de las elecciones locales anticipan que la elección presidencial del 2018 será reñida, lo que podría mantener la incertidumbre en niveles altos”, consideró.

Candidatos de Banxico dan certidumbre

El directivo dijo que los inversionistas no muestran preocupación sobre el relevo de la gubernatura del Banxico, a realizarse en noviembre, pues consideran que hay tal institucionalidad que llegue quien llegue, continuará el manejo responsable de la política monetaria.

Dijo que los tres funcionarios más mencionados para sustituir a Agustín Carstens son conocidos por inversionistas y les generan confianza. Se trata de José Antonio Meade, secretario de Hacienda; Miguel Messmacher, subsecretario de Hacienda y Alejandro Díaz de León, subgobernador del Banco de México.

Enfatiza que el eventual relevo de la presidenta de la Reserva Federal (Fed), Janet Yellen, quien presumiblemente sería sustituida en febrero próximo por el expresidente de Goldman Sachs, Gary Cohn, es también visto con tranquilidad por el mercado.

El funcionario anticipa que la Fed realizará un nuevo incremento de tasas en diciembre y luego impulsará otras tres el año entrante.

Comentarios