Blog Post

News from us

Piden diálogo de alto nivel con EU, por recorte de IM.

EE.UU., Titulares

eleconomista.com.mx.-Los senadores mexicanos reprobaron el recorte presupuestal de Estados Unidos a México a través de la Iniciativa Mérida (IM). El PAN urgió al presidente Enrique Peña Nieto a establecer canales de diálogo de alto nivel con el gobierno estadounidense para revertir el recorte; el PRD solicitó al gobierno federal reorientar la estrategia de seguridad y por ende la de derechos humanos en este combate; el PRI destacó que la disminución de 5 millones de dólares es contraria al esquema de cooperación bilateral.

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, la perredista Angélica de la Peña, presentará un punto de acuerdo para que el Ejecutivo federal remita un informe sobre los efectos del recorte anunciado por el Departamento de Estados Unidos al argumentar que México no cumplió con las expectativas en materia de derechos humanos.

Solicitará de igual forma que el Ejecutivo reoriente la estrategia de seguridad y combate a la delincuencia organizada.

Mientras tanto, la Comisión de Relaciones Exteriores de América del Norte, encabezada por la priista Marcela Guerra, presentó al pleno de la Cámara una comunicación en la que precisa que la medida tomada por el Departamento estadounidense no reconoce los avances que México tiene en materia de derechos humanos, y además implica una posición unilateral contraria al esquema de cooperación en seguridad.

La comunicación respaldada por legisladores del PRI, PAN, PRD y PVEM destaca que la Iniciativa Mérida es un esquema de cooperación bilateral y no asistencialista.

Mientras tanto, senadores del PAN, entre ellos, Mariana Gómez del Campo, Francisco Búrquez, Ernesto Ruffo y Jorge Luis Lavalle, plantearon un punto de acuerdo para solicitar a Peña Nieto que establezca “con carácter urgente” canales de diálogo de alto nivel con el Congreso de Estados Unidos, a fin de revertir el recorte.

Pidieron que a más tardar en 30 días naturales, el Ejecutivo federal informe de manera detallada sobre el número de recomendaciones, nacionales e internacionales, que ha recibido por violaciones a los derechos humanos del 2012 a la fecha, así como el grado de avance o cumplimiento a las mismas.

“Lo preocupante no es la no entrega de recursos, sino la evidencia de que la cooperación bilateral está mal, hay frustración de Estados Unidos porque identifican una clara y persistente violación a los derechos humanos en el país”, opinaron.

Jaloneo permanente

Desde el 2010, el flujo de recursos de la Iniciativa Mérida (IM) ha sido motivo de jaloneos entre los gobiernos de México y Estados Unidos por diferendos sobre violaciones a los derechos humanos durante el combate al crimen organizado en nuestro país.

Aunque EU ha cumplido la entrega de recursos a México, el recorte de 5 millones de dólares anunciado la semana pasada significaría el primer condicionante de EU a nuestro país desde que se acordó el mecanismo de cooperación.

El diario The Washington Post reveló que desde el 2010, el Departamento de Estado y el Congreso de EU revisan la entrega o no de los recursos destinados a México en la IM debido a las violaciones a los derechos humanos, aunque finalmente esos fondos fueron proporcionados después de que México tomó medidas, como la aprobación de la reforma constitucional en materia de derechos humanos y la limitación de la jurisdicción de los tribunales militares (retiro del fuero militar).

En ese año, EU destinó 582 millones de dólares para financiar la lucha contra el narcotráfico por medio de dicho mecanismo, de los cuales 260 millones se destinaron a la compra de equipo militar como aeronaves que recibieron las Fuerzas Armadas mexicanas.

Desde su inicio, Estados Unidos ha aportado a México fondos por más de 1,900 y 2,000 millones de dólares a través de la Iniciativa Mérida, un proyecto conjunto entre ambos países para combatir la delincuencia organizada, pero 15% de esa asistencia brindada está supeditada a que México cumpla una serie de requisitos básicos de derechos humanos, entre los cuales se incluyen asegurar que se investiguen y juzguen las violaciones de derechos humanos cometidas por miembros de las fuerzas de seguridad.

Sin embargo, este año, tras los hechos de Iguala y Tlatlaya que han colocado a México bajo observación mundial, el Departamento de Estado de Estados Unidos no presentó al Congreso de ese país el informe que acredita los avances en materia de derechos humanos en México, por lo que hubo una reducción de 5 millones de dólares a la Iniciativa Mérida.

“Esto (el recorte) es una clara señal de la frustración de Estados Unidos…”, aseguró The Washington Post.

Sin impacto en seguridad ni en la relación con EU

El gobierno mexicano, en voz de la canciller Claudia Ruiz Massieu, aseguró que el recorte era “insignificante” y que no impacta en las acciones de seguridad ni en la relación con ese país.

“… La Iniciativa Mérida entraña recursos significativamente superiores a este monto (…) Entonces, no representa ni 5% de lo que entraña el monto total de los recursos de iniciativa, que sigue fluyendo con resultados tangibles y medibles”, de acuerdo con la canciller Ruiz Massieu.

El funcionario del Departamento de Estado aclaró que el recorte de los 250 millones de dólares para la Iniciativa Mérida es porque ahora en el gobierno de Obama ya no se contempla ayudar a México con equipo militar. El pasado 26 de enero durante una visita a Guanajuato, Hillary Clinton, la secretaria de Estado del gobierno de Obama, dijo que la ayuda a México este año sería de 500 millones de dólares.

Comentarios