Blog Post

News from us

¿Qué comieron Barack Obama y Anthony Bourdain por seis dólares en Vietnam?

Internacional

(La Nación),- El presidente estadounidense, Barack Obama , cenó ayer por seis dólares en un modesto restaurante de Hanoi y en compañía del chef Anthony Bourdain.

La reunión entre el mandatario y el cocinero formó parte del programa de televisión que encabeza desde 2013 en la cadena CNN Bourdain, “Parts Unknown” es una de las series más populares del canal.

“Taburetes bajos de plástico, fideos baratos pero deliciosos y cerveza fría de Hanoi”, escribió el chef estadounidense al pie de la foto con Obama, que compartió en su página de Facebook.

Entre trago y bocado, ambos hablaron sobre el propósito del viaje del presidente estadounidense a Asia y su interés en la gente, la comida y la cultura de Vietnam. El encuentro tuvo lugar en el restaurante Bun cha Huong Lien, que se llenó de espectadores que querían ver de cerca a Obama.

Tras el encuentro culinario, Bourdain tuiteó que la cena costó 6 dólares y que el presidente de Estados Unidos pagó la cuenta.

El programa que conduce el reconocido chef recorre diferentes partes del mundo para explorar su cultura, especialmente al compartir la cocina tradicional de la zona.

El discurso del presidente

Obama llegó al país vietnamita en medio de una polémica desatada tras la detención de seis activistas. Por eso, en una alocución que encabezó hoy, el presidente de Estados Unidos instó a mejorar la defensa de los derechos humanos como garantía de progreso económico y seguridad política.

“Las naciones son más exitosas cuando los derechos humanos son respetados”, declaró Obama en un discurso en el Centro Nacional de Convenciones en Hanoi, sin citar expresamente los arrestos producidos durante la visita oficial que inició el lunes.

“Defender estos derechos no es una amenaza para la estabilidad, sino que la refuerza y pone los cimientos del progreso. Vietnam lo hará de manera diferente a los Estados Unidos, pero hay algunos principios básicos que creo que todos tenemos que mejorar”, afirmó.

En un discurso trufado de guiños y referencias a la cultura vietnamita, Obama reconoció que EE.UU. y Vietnam mantienen diferencias, pero evitó hacer una mención directa de las carencias del país asiático en derechos humanos.

El mandatario se limitó a hacer una apología genérica de las libertades de expresión, asociación y religión, y de las ventajas de los sistemas democráticos en Vietnam, país al que la víspera levantó el embargo militar vigente desde hace décadas.

Comentarios