Blog Post

News from us

Se echan a cuestas cuidar el ambiente

Nuevo Laredo, Titulares

Por Jorge Vargas

 

NUEVO LAREDO.- La mayoría ni siquiera ha cumplido los 18 años, pero ya piensan en qué mundo heredarán a sus hijos y a los hijos de sus hijos. Creen firmemente en pequeños esfuerzos que pueden cambiar la historia y la vida de quienes habitamos este, nuestro único hogar: la Tierra.

En sus grandes ojos, en sussonrisas sinceras aun de adolescentes, sin malicia, brilla la esperanza. Creen que cambiar los hábitos de unos cuantos redundará en un mejor mañana y para eso se han echado a cuestas una labor que se antoja titánica: Cuidar su entorno y contribuir a mejorar el medio ambiente.

Apenas son 11 jovencitos que cursan el último semestre de la Preparatoria Uno Juvenal Boone Flores, pero en sus palabras asoma una madurez que muchos adultos no tienen.

Diana Graciela Espinoza Suárez, Tanya Gallegos Pérez, Nathalia Sánchez Badillo, Elsa Jacqueline del Ángel Flores, Ericka Naomi Morales Pérez, Héctor Carballo Jara, Joselyn Aranda Rojas, Chester Reynaldo Despain Pérez, Ana Paulina Ruiz Ruiz, Joselyn Marlene Zárate Espinoza y Evelyn Astrid Medrano Beltrán son un grupo que inició su campaña dentro de la escuela y que han decidido sacarla “al mundo”.

Dirigidos por su maestra de Geografía, Gabriela Reyes Ledezma, los jóvenes promueven una campaña para que las personas dejen de compraragua en pequeñas botellas, que a la larga contaminan.

“Queremos que la gente use termos de aluminio, de plástico o de vidrio o que reusen las botellas de plástico”, dijo una de las integrantes delgrupo.

El proyecto nace en una clase en la que la maestra Gabriela los retó a crear un proyecto que ayude al medio ambiente.

“A ver quién más ayuda al medio ambiente”, les dijo la maestra.

“Nos quedamos pensando en el proyecto. No vamos a salir a limpiar a un parque, pues a final de cuentas va a regresar a como estaba”, comentó Nathalia Sánchez Badillo.

“Decidimos mejor concientizar a través de las redes sociales y aparte de eso manejamos este reto”.

La idea original que las personas no compraran agua embotellada durante 21 años, pues está comprobado que quien realiza una acción durante ese periodo termina por acostumbrarse, por hacerse un hábito.

Sin embargo, por cuestiones de tiempo, los estudiantes decidieron hacer el reto durante 18 días.

Los muchachos se quejan que cerca de sus casas hay solares baldíos que están llenos de botellas de plástico.

Una botella de plástico puede tardar hasta 700 años en degradarse y representa una seria contaminación del ambiente.

Además, están las razones económicas.

Los estudiantes calculan que 80 por ciento de lo que se paga por el agua embotellada es por la botella de plástico.

“8 pesos que se van a ir a la basura”, dijo Nathalia.

Para Héctor Carballo Jara, otro de los integrantes, considera que hay personas que consumen hasta cinco botellas de agua de 600 mililitros al día. A 8 pesos, eso son 40 pesos diarios.

“Imagínense cuánto dinero es eso a la semana”, señaló Héctor.

Sólo elgrupo de 11 muchachos calcula que cada ciclo escolar gastan más de 4 mil 400 pesos en agua embotellada.

Para estos jóvenes, el proyecto de intentar que las personas reusen las botellas o prefieran los termos es más que una moda o un proyecto escolar.

“Tenemos conciencia ecológica”, aseguran.

Su maestra está orgullosa de ellos y considera que mantendrán el reto más allá de la escuela.

“Ellos iniciaron buscando una calificación, pero como fueron avanzando las clases se iban involucrado en el tema y se dieron cuenta que es una problemática grave y real que estamos viviendo”, dijo la maestra Gabriela.

El grupo hizo el reto por medio de Facebook y pidió la colaboración y su meta original era conseguir 40 personas, pero para la semana pasada ya eran más del doble.

Incluso, quieren salir de Nuevo Laredo y ya han pedido ayuda de sus familiares en otras ciudades, como Monterrey, Puebla, Laredo, Dallas y Houston.

“Es una manera bien sencilla, con ese acto tan pequeño es una manera increíble como podemos ayudar al medio ambiente”, asegura Nathalia.

Pero las razones por las que se propone dejar de usar botellas de plástico y generar gran cantidad de basura no tienen que ser ecológicas o económicas, sino también con cuidar nuestra propiedad.

“Por ejemplo, esa vez que se inundó la ciudad. Se taparon las alcantarillas (con la basura) y a causa de eso hubo varias casas inundadas. Incluso aquí en la preparatoria también se inundó la sala audiovisual”, dijo Tania, otra de las integrantes del grupo.

Recomendaron guardar las botellas y la basura hasta llegar a un bote donde puedan depositarlo.

Pidieron llevar bolsas en los autos para depositar en la basura y evitar lanzarla por la ventanilla.

“Cuidemos nuestro hogar”, es el mensaje de estos jovencitos.

 

 

 

 

Comentarios