La policía esperaba la llegada de vehículos balísticos cuando el coche del sospechoso comenzó a alejarse, agregó Manley. Según el relato del funcionario, siguieron al auto, que se paró en una zanja a un lado de la calzada.

Cuando efectivos de un escuadrón táctico SWAT se acercaron a él, el sospechoso detonó un explosivo dentro del auto, dijo Manley. El estallido derribó a un agente, mientras que otro disparó su arma, añadió.

En primera instancia, las autoridades lo identificaron únicamente como un hombre blanco de 24 años y no confirmaron si era oriundo de la ciudad.

Sin embargo, poco tiempo después un oficial de policía confirmó que el sospechoso era Mark Anthony Conditt. El funcionario, que ha sido informado sobre la investigación, habló bajo la condición de anonimato porque no estaba autorizado a discutir el caso públicamente.