Blog Post

News from us

Texas presenta cargos por fraude a excongresista federal republicano

EE.UU., Titulares

(Líder Informativo) – El exrepresentante federal estadounidense Steve Stockman y un exasesor del Congreso fueron acusados ​​hoy por un gran jurado federal en Texas de robar cientos de miles de dólares de fundaciones benéficas para financiar campañas políticas y pagar gastos personales.

La Oficina del Procurador Federal para el Sureste de Texas dijo que Stockman, de 60 años, y el exdirector de proyectos especiales en la oficina del congresista, Jason Posey, de 46, fueron acusados de 28 cargos de fraude, lavado de dinero, conspiración y declaraciones falsas ante la Comisión Federal Electoral (FEC).

Thomas Dodd, asistente especial de Stockman en su oficina legislativa, se declaro culpable el pasado 20 de marzo de su involucramiento en la confabulación.

Stockman fue arrestado a principios de este mes con base en una queja federal, cuando intentó abordar un avión para los Emiratos Árabes Unidos.

El exlegislador republicano se ha declarado inocente y ha asegurado que será reivindicado de los cargos.

De acuerdo con la acusación, entre mayo de 2010 y octubre de 2014, Stockman solicitó aproximadamente un millón 250 mil dólares en donaciones, con falsos pretextos.

La acusación también indica que en 2010, Stockman utilizó una porción significativa de unos 285 mil dólares en donaciones para caridad, para pagar gastos personales suyos y de Dodd, y para promover sus intereses individuales.

La acusación sostiene además que en 2011 y 2012, Stockman y Dodd recibieron 165 mil dólares adicionales en donaciones de caridad, buena parte de los cuales Stockman usó para financiar su campaña al Congreso en 2012.

Poco después de que Stockman asumiera el cargo en la Cámara de Representantes de Estados Unidos en 2013, él y Dodd supuestamente usaron el nombre de una entidad sin fines de lucro para solicitar y recibir una donación caritativa de 350 mil dólares.

Stockman había usado esa donación para gastos personales y de campaña, incluyendo contribuciones ilegales a campañas de conducción, un proyecto de vigilancia encubierto dirigido a un oponente político y pagos ligados a la campaña de Stockman para el Senado estadounidense a principios de 2014.

La acusación señala además que en relación con la campaña de Stockman al Senado, Posey usó una entidad sin fines de lucro para obtener una donación de 450 mil 571 dólares para financiar un proyecto de correo masivo atacando al oponente de Stockman.

Sólo aproximadamente la mitad de la donación se gastó en la campaña de correo, y Posey utilizó una parte del saldo para pagar los gastos asociados con la campaña del Senado de Stockman y para financiar los gastos personales, según los cargos.

Comentarios