Blog Post

News from us

Tras la destitución de Dilma, Temer afirmó en la ONU que “Brasil dio un ejemplo al mundo”

Internacional

(La Nación) – El presidente de Brasil, Michel Temer, quien está al frente del gobierno desde hace menos de un mes y tras la destitución de Dilma Rousseff , acusada de malversar los fondos públicos a favor de su reelección, habló por primera vez en la Asamblea General de la ONU que se lleva a cabo en Nueva York.

Pese a que se esperaba que no hiciera alusión al juicio político, Temer habló sobre Dilma sin nombrarla y aseguró: “Estamos comprometidos con la democracia. En Brasil hubo un proceso largo de impeachment contra el presidente que concluyó en su destitución. Y todo lo que ocurrió fue con pleno respeto a la constitución. Dimos un ejemplo al mundo de que no puede haber democracia sin ley”.

A continuación, el presidente dijo que su gobierno tiene la mira puesta en recuperar la economía y los puestos de trabajo que se perdieron en los últimos años. “Fue restablecida la confianza” en el país, aseguró el mandatario brasileño.

En su debut ante el organismo mundial, en un discurso que duró cerca de 15 minutos y que abrió la tanda de alocuciones tras la apertura de Ban Ki-moon, Temer habló sobre la vulnerabilidad de los países más golpeados del mundo, de la necesidad de la diplomacia para hacerle frente y de la precisión de acciones que deriven en respuestas concretas. “La ONU no puede ser reducida a observación, debe dar soluciones efectivas”.

Respecto de la crisis en Siria, el presidente de Brasil pidió a las partes involucradas en la guerra respetar los acuerdos y garantizar la ayuda humanitaria. Asimismo, mostró su preocupación por la tensión que se vive entre Israel y Palestina, y felicitó a su par colombiano, Juan Manuel Santos, por conseguir la paz con las FARC. También congratuló a los gobierno de Cuba y Estados Unidos por el avance de la relación bilateral y pidió que se termine el embargo a la isla.

Sobre la región, Temer dijo que para Brasil la integración latinoamericana y el bloque del Mercosur “son una prioridad” y abogó por un desarrollo imperativo e inclusivo para que todos los países tengan educación, seguridad, transporte, oportunidades de crecimiento, de trabajo, de dignidad.

“Debemos mirar a los vulnerables. Tenemos que asegurar los derechos todos. Por eso repudiamos la xenofobia, la intolerancia. Los Juegos Olímpicos demostraron que podemos estar juntos en un ambiente de armonía”, dijo.

Comentarios