Blog Post

News from us

Un TLC que arroje igualdad y competitivdad, propone Caaarem

Nuevo Laredo, Titulares

(Líder Informativo) – Mecanismos ágiles, igualdad y competitividad en todos los sectores, pugnan los representantes de México que participan en la primera ronda para la renegociación del TLCAN iniciada ayer en Estados Unidos.

Desde la ciudad de Washington, Ricardo Zaragoza Ambrosi, presidente de la Confederación de Asociaciones de Agentes Aduanales de la República Mexicana (CAAAREM), dijo que la igualdad de condiciones para los 3 países permitirá una sana competitividad y progreso, que son indispensables para que continúe el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Junto a otros organismos representativos de los distintos sectores productivos de México, la CAAAREM forma parte del grupo encabezado por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), que trabajará con el equipo de funcionarios y expertos que representan al país en la renegociación.

“Nuestro firme compromiso es impulsar propuestas para el fortalecimiento del comercio exterior y estamos seguros que existen las condiciones propicias para iniciar los trabajos y encontrar soluciones. El equipo negociador del gobierno de México tiene toda la capacidad”, planteó el presidente de la CAAAREM.

A partir del miércoles 16 de agosto, transcurrirán las conversaciones entre representantes de los 3 países con el propósito de reformar el TLCAN, por ello inició en Washington, Estados Unidos, y después continuará en México y Canadá.

Pero a 23 años de la entrada en vigor del TLC, Eduardo Lozano Guajardo, delegado en Nuevo Laredo de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (CANACAR), afirmó que nunca se cumplió el documento original porque los camiones mexicanos siempre fueron rechazados, lo que impidió que un chófer mexicano trasladara mercancías hacia una ciudad de Estados Unidos y retornara.

En el documento original del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se contempló que los camiones transitaran libremente entre México y Estados Unidos, pero nunca sucedió hasta la fecha.

“Nada ha sido apegado al TLC original porque hasta un camión nuevo recibe restricciones. Por eso queremos un TLC que brinde un escenario parejo, con las mismas ventajas y oportunidades para el transporte mexicano porque al día de hoy siguen las trabas y las revisiones rigurosas. Se necesita de un Tratado favorecedor que permita el progreso de todos los transportistas mexicanos”, expuso Lozano Guajardo.

En 2009 fue cuando el gobierno de Estados Unidos se opuso a que chóferes mexicanos transportaran carga pesada en sus carreteras, a pesar de ser una parte de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), y en respuesta el gobierno mexicano aplicó aranceles a 99 productos estadounidenses.

Comentarios