Blog Post

News from us

Universidad de Texas en Austin retira estatuas confederadas

EE.UU., Titulares

(Líder Informativo) – El presidente de la Universidad de Texas ordenó el retiro inmediato de estatuas de figuras destacadas de las fuerzas confederadas, afirmando que tales monumentos se han convertido en “símbolos modernos de la supremacía blanca y del neonazismo”.

Hubo una fuerte presencia policial y estalló un enfrentamiento verbal entre los reunidos, después de que el titular de la universidad, Greg Fenves, anunció el traslado el domingo y los trabajadores comenzaron a quitar las estatuas. La escuela bloqueó el acceso a la zona y empezaron las labores de tumbar las efigies.

Fenves informó que las estatuas de los generales confederados Robert E. Lee, Albert Sidney Johnston y John H. Reagan serían trasladadas al Centro Briscoe de Historia de Estados Unidos, en el mismo campus. En 2015, la universidad retiró una estatua del expresidente confederado Jefferson Davis desde un basamento cerca de la torre del reloj del campus, la misma área que las otras estatuas, y la llevó al mismo museo.

La madrugada del lunes, las cuadrillas retiraron primero una estatua del exgobernador de Texas James Stephen Hogg, que será colocada en otro lugar del campus.

Menos de 30 personas, tanto partidarios como opositores de la orden de Fenves, se congregaron después de la medianoche detrás de las barricadas que rodeaban las estatuas. Entre ellos estaba Mark Peterson, quien se identificó como un estudiante de la Universidad de Houston y que estaba furioso por el retiro de las estatuas.

“Odio que estén borrando la historia y la historia de mi pueblo… gente de ascendencia europea que construyó este país”, dijo el hombre de 22 años. “Me quema en lo más hondo”.

Mike Lowe, un activista que promovió el retiro de las estatuas confederadas en San Antonio, conducía hacia Dallas cuando se enteró de la orden del presidente de la universidad, por lo que se dio la vuelta y fue al campus. Lowe, quien es negro y tiene 37 años, participó en una discusión breve pero tensa con un manifestante blanco, hasta que la policía intervino para separarlos.

Los monumentos y banderas de los 11 estados meridionales que se separaron de Estados Unidos entre 1861 y 1865 son vistos por algunos como símbolos de orgullo o identidad, pero otros los consideran como símbolos de racismo, supremacía blanca, intolerancia y esclavitud.

Comentarios