Blog Post

News from us

Uso de tatuajes genera discriminación laboral

Actualidad

Una encuesta realizada por OCCMundial a jóvenes menores de 29 años señaló que el uso de tatuajes puede reducir las posibilidades de conseguir empleo. Casi tres cuartas partes de los entrevistados consideran que uso es un obstáculo para integrarse a la vida laboral.

Un tercio de los encuestados usa tatuajes o perforaciones, 65 por ciento considera que su uso genera discriminación laboral.

De acuerdo con los jóvenes encuestados, no solamente el uso de tatuajes y piercings generan discriminación laboral, también el 57% cree que usar rastas o tener el cabello teñido de colores llamativos, el 54% señala la orientación sexual, el 48% por presentar alguna discapacidad y el 47% por la vestimenta.

Además señalaron que las razones principales para no contratar a personal con tatuajes o piercings, son que su imagen no va de acuerdo con la cultura organizacional (52%), la apariencia es poco profesional (52%), es parte de las políticas de la empresa (11%) y porque transmiten rebeldía (10%).

Entre los sujetos de estudio, la mayoría de ellos (56%) cree que el uso de tatuajes no debería ser relevante en el aspecto laboral, pues no tiene nada que ver con el trabajo.

Otros aspectos que se dieron a conocer en esta encuesta, tienen que ver con las consecuencias negativas por el uso de tatuajes y piercings en el trabajo.

El 74% de los entrevistados considera reduce posibilidades de conseguir empleo, el 52% cree que minimiza sus posibilidad de crecimiento profesional, un 35% considera que pueden ser objetivo de discriminación y mobbing, además el 3 de cada 10 entrevistados cree que aumenta sus probabilidades de ser despedido.

Ante este panorama se creo un movimiento en los Estados Unidos en contra de la discriminación laboral por el uso de tatuajes y piercings que tiene como lema “Mi cuerpo no es mi currículo”.

De acuerdo con un estudio, realizado por Pew Research, la generación de los Millenials es propensa a tatuarse, ya que 4 de 10 personas entre los 18 y 29 años en los Estados Unidos, tienen al menos un tatuaje.

Azteca Noticias

Comentarios