Blog Post

News from us

Washington y Nueva York reviven añeja rivalidad

Deportes

Una de las rivalidades más añejas de la NFL dará el banderazo de salida a las hostilidades de la semana tres de la temporada 2015, cuando los Pieles Rojas de Washington visiten a los Gigantes de Nueva York esta noche.

La enemistad entre Pieles Rojas y Gigantes, que se remonta a 1932, vivirá un nuevo capítulo hoy en el terreno del MetLife Stadium de Easth Rutherford, Nueva Jersey, casa de los neoyorquinos, que buscarán hacer valer su terruño para sacar su primer triunfo de la campaña.

Los de la “Gran Manzana” empezaron con el pie izquierdo la temporada y aunque han sostenido dos duelos épicos ante Vaqueros de Dallas y Halcones de Atlanta, en ambos salieron con apretadas derrotas por marcadores de 26-27 y 20-24, respectivamente.

Washington, en cambio, lleva un paso tambaleante con derrota de 10-17 ante los Delfines de Miami y triunfo de 24-10 sobre los Carneros de San Luis, que lo tienen en el segundo lugar de la División Este de la Conferencia Nacional, donde los Gigantes se encuentran terceros, apenas por encima de las Águilas de Filadelfia.

A diferencia de lo visto ante Miami, donde mostró un ataque dominante —con 349 yardas totales y 20 primeros y dieces— pero faltó de punch, ante San Luis, la “tribu” no sólo consiguió muchas yardas (373), sino que alcanzó en tres ocasiones las diagonales, lo cual le valió un merecido triunfo.

Aunque su pasador titular, Kirk Cousins, se ha visto bien en ambos juegos, la verdadera diferencia en el ataque capitalino parece ser el juego terrestre, que ha colaborado con 343 yardas, a razón de 171.5 por juego.

Estos números favorecen ampliamente a los Pieles Rojas, que enfrentarán a la segunda peor defensa de estas dos primeras semanas, luego que los neoyorquinos han admitido un total de 838 yardas y seis touchdowns en dicho lapso.

Por el contrario, los Pieles Rojas tienen a la mejor defensiva total de la temporada 2015, con promedio de apenas 234.5 yardas admitidas por encuentro y 20 puntos admitidos, números que denotan la buena mano del recién llegado coordinador defensivo Joe Barry.

Con un estilo de juego muy físico y pese a la posible ausencia del apoyador Perry Riley, la defensiva de Washington podría ser un verdadero dolor de cabeza para el ataque encabezado por el mariscal de campo Eli Manning, que no ha visto la suya en estas dos semanas.

Primero, Vaqueros secó casi por completo el brazo del menor de los Manning, al permitirle 193 yardas pero negarle las diagonales en la semana uno, y después, Atlanta le cedió dos touchdowns, pero su ataque terrestre fue incapaz de marcar pese a que consiguió 97 yardas.

En el papel, lo único que los Gigantes parecen tener a su favor es su condición de local, sin embargo, la historia reciente no favorece a unos Pieles Rojas a los que parece que no les gusta ganar.

Informador

Comentarios